A pesar de la difícil situación que estamos viviendo por la pandemia nuestra misión debe continuar. Nuestra prioridad es garantizar que nuestro equipo esté sano y cuidado y que nuestros programas puedan desarrollarse de la manera más segura y eficiente posible. Continuaremos comunicando actualizaciones sobre el estado de nuestros programas, y sobre la posible necesidad de fondos urgentes durante este difícil momento.

Jane y todo el Instituto Jane Goodall deseamos agradecerle por su continuo apoyo. Su colaboración nos da esperanza. Doná

Día Mundial del Gibón

Día Mundial del Gibón
Día Mundial del Gibón

“Solo si entendemos, nos importará. Solo si nos importa, los ayudaremos. Solo si ayudamos, los salvaremos «.

Jane Goodall, «Jane Goodall: 40 años en Gombe»

Parecidos y únicos podría titularse nuestro post de hoy en que celebramos el día mundial del gibón quien, junto a los chimpancés, bonobos, gorilas, orangutanes y homo sapiens pertenece a la superfamilia Hominoidea. Gracias a los análisis de datación molecular de su genoma completo sabemos que el linaje de los gibones diverge del de los grandes simios hace unos 17 -18 millones de años y guarda una similitud del 96% con el de los humanos. Así es como se considera a los gibones un “puente” entre los monos del Viejo Mundo y los grandes simios.

Se los conoce como los “pequeños simios”, denominación más apropiada que la de “simios menores” ya que como dice Jane Goodall esta apelación no hace honor a su extrema inteligencia, destreza motriz y singularidad de su canto que tornan mágicas las selvas del sudeste asiático donde viven. Como simios que son carecen de cola a diferencia de los monos que sí la tienen. También como ellos se distinguen por tener personalidades distintas y desarrollar fuertes lazos familiares.

Árbol de la familia primate que muestra la posición del gibón. Fuente: IUCN
Primates. Section on Small Apes.

Si pensamos en términos de países encontraremos gibones en Tailandia, China, Camboya, Vietnam, Laos, Myanmar, Bangladesh, India, Malasia e Indonesia (incluidos Sumatra, Java y Borneo).

Existen 4 géneros de gibones, a saber: Hoolock, Hylobates, Nomascus y Symphalangus, los cuales a su vez integran dieciocho especies, aunque algunos expertos mencionan 20 en atención a recientes descubrimientos. Lamentablemente la mayoría de las especies están en peligro o en peligro crítico de extinción debido a la degradación de su hábitat, principalmente por el cultivo del aceite de palma, el tráfico ilegal de individuos vivos o la caza para uso en la medicina tradicional. Mas aún, si nada cambia, sea el primer simio en extinguirse.

Robert van Gulik (1910-1967), sinólogo y diplomático holandés que se interesó especialmente por la representación de los gibones en el arte de China, así como en las referencias literarias concluyó en que estaban muy extendidos en el centro y sur de China hasta al menos la dinastía Song (960-1279). En el siglo XIV nota que la destrucción de su hábitat los había hecho prácticamente desaparecer del arte, aunque la palabra “yuan” con que se los mencionaba especialmente quedo como el termino genérico moderno para “simio”.

Los primeros escritores chinos veían a los gibones como «nobles», que se movían con gracia en lo alto de las copas de los árboles, como los «caballeros» del bosque, en contraste con los macacos “codiciosos”, atraídos por la comida humana. Los taoístas atribuían a los gibones propiedades ocultas creyendo que podían vivir varios cientos de años y convertirse en humanos.

Fuente: IUCN Section on Small Apes. Mapa con distribución de los gibones


Dos rasgos sobresalientes de los gibones son los referidos a su motricidad y su forma de comunicación. En ambos son maestros. Last but nos least…a diferencia de los otros miembros de la superfamilia los gibones son monógamos!

Esencialmente arborícolas, a veces pueden caminar en dos pies lo que hacen con los brazos levantados para mantener el equilibrio. De todos los mamíferos que habitan en los árboles, aparte de los murciélagos, son los más rápidos y agiles. Las articulaciones de sus hombros están especialmente adaptadas para permitirles una mayor oscilación giratoria cuando se balancean de rama en rama.

Sus manos en forma de gancho y sus brazos extremadamente largos les permiten aferrarse a los troncos de los árboles y alcanzar ramas lejanas con sus patas largas y potentes para mayor impulso y agarre.

Esta singular forma de locomoción arbórea, conocida como braquiación, es la que permite su desplazamiento a través de la jungla a una velocidad de hasta 56 kilómetros por hora, salvando espacios que pueden llegar hasta los 15 metros de longitud con un solo salto pendular.

En los árboles los gibones encuentran su alimento: frutas, hojas tiernas, flores, huevos de aves, insectos y aves.

La comunicación entre los gibones se hace cantando, ya desde muy temprano a la mañana en que emiten canciones que pueden escucharse hasta a 2 km de distancia. Este rasgo es extremadamente raro en los mamíferos y se dice que los gibones producen los cantos mas complejos de todos los mamíferos terrestres. Estas “melodías” pueden durar entre 10 y 30 minutos y revelan la especie, el sexo y la identidad individual del cantante. Se les atribuye una finalidad territorial. Cuando están en pareja suelen cantar en dúos, seguramente para reforzar el vinculo o para “participar” a otros de su lazo. Algunas especies – como los siamang – han desarrollado grandes papadas en la garganta para amplificar el sonido de sus aullidos.

Las capacidades “musicales” de los gibones han alentado el desarrollo de trabajos científicos, a partir de las comparaciones Inter especies, relacionados con el origen evolutivo de las propias habilidades humanas

Una pareja de gibones canta en dúo temprano por la mañana

En promedio, los descendientes de gibones dejan a sus padres y comienzan a crear sus propias familias cuando las hembras tienen alrededor de 8,5 años y los machos alrededor de los 10 años

El embarazo dura aproximadamente 6,5 meses.

La vida útil de un gibón es aproximadamente de 30 a 35 años en estado salvaje y de 40 a 50 años en cautiverio.

Los gibones de Hainan (Nomascus hainanus), del sur de China, son un ejemplo palpable de la condición precaria en que se hallan estas criaturas maravillosas por eso se lo considera como el mamífero más raro del mundo. Se estima que durante los años cincuenta quedaban allí unos 2000 en su medio natural, pero ya para los años setenta, ¡la pérdida de hábitat y la caza habían reducido sus poblaciones a solo 10 individuos! Se lanzo entonces un ambicioso Proyecto de Conservación del Gibón de Hainan que trabajo en la restauración del hábitat y el control de la caza. En la actualidad la población se ha triplicado y hace pocas semanas la televisión china mostro al mundo el fruto de años de esfuerzos con el nacimiento del primer bebe gibón en 10 años.

Esperamos que la celebración del Dia Mundial del Gibón 2020 sensibilice a nuestros lectores acerca del valor excepcional de estas maravillosas criaturas que tanto tienen para enseñarnos y para cuidar de la naturaleza. Como dice Jane Goodall solo si los conocemos, los ayudaremos y así podremos salvarlos. Ser un consumidor responsable es una forma de colaborar, así como difundir lo que has aprendido de los gibones y de la lucha contra el trafico ilegal de vida silvestre y el maltrato que sufren los animales cuando son brutalmente extirpados de la naturaleza para servir de mascotas o ser usados para “selfies” por los turistas.

Si quieres seguir aprendiendo sobre los gibones podrás consultar otros sitios para encontrar recursos educativos y colaborar de distinta manera en su conservación:

IUCN primates, Section on Small apes (SSA)

IPPL, Liga Internacional para la Protección de los Primates, Asociación sin fines de lucro y santuario de gibones en Estados Unidos, fundado por la Dra. Shirley McGreal en 1973 Desarrolla una vasta acción en todo el mundo en favor de los primates y publica un Boletín Jane Goodall es miembro del Consejo Consultivo.

Gibbon Conservation Center, santuario y centro educativo en Estados Unidos, activo desde 1976, fundado por Alan Richard Mootnick (+).

Gibbon Research Lab. El Laboratorio de Investigación de los Gibones, bajo la dirección del Profesor Thomas Geissmann, activo desde 1980, tiene su sede en el Instituto Antropológico de la Universidad de Zúrich (Suiza). Sus actividades de investigación abarcan la biología y la conservación de los gibones y su papel en las culturas asiáticas.